¿Por qué los mormones se casan así?

Templo de Santo Domingo

Normalmente el mayor deseo de todo y toda joven santo de los últimos días es sellarse en el templo junto a su pareja eterna. Muchos que no conocen de estos convenios se preguntarán por qué le damos tanta importancia a casarnos precisamente dentro del templo, pero para comprender esto tienen que entender en qué consiste y cuál es su propósito.

A diferencia de los casamientos en otras religiones o por la ley civil, los mormones nos casamos por toda la eternidad, no solamente hasta que la muerte nos separe, sino que hacemos un convenio con el Señor y con nuestro cónyuge de que seremos fieles tanto a Dios como a nuestra pareja, para conservar un matrimonio eterno y con esto, después de la muerte, ser exaltados como familia y vivir juntos por la eternidad, que es el tiempo que todos quisiéramos vivir con los que más amamos.

La familia es el centro del Evangelio, es lo más importante dentro de la Iglesia, por eso es tan sagrada y, al empezar esta con el matrimonio, este es igual o más sagrado,  es por eso que los sellamientos se realizan en los templos, los lugares más sagrados en el mundo, donde no podemos entrar indignos, por eso necesitamos una recomendación para entrar al templo, si cumplimos con las normas de la Iglesia y lo confirmamos  contestando con sinceridad a nuestro obispo durante una entrevista obtendremos la recomendación y podremos entrar al templo.  Es por eso que no todos los invitados pueden entrar al sellamiento de la pareja en el templo, sino solo los que los novios decidan y  tengan una recomendación, ya que es un momento muy especial, importante e íntimo en el que solo queremos tener personas muy allegadas,  sucede una vez en la vida y es para la eternidad. La recomendación para el templo es algo que nos da seguridad a las jóvenes santos de los últimos días, porque el que un hombre tenga una recomendación para el templo significa (salvo raras excepciones) que cumple con las normas y está activo en la Iglesia, lo que quiere decir que tiene el sacerdocio, que está preparado espiritualmente, que sus intenciones son las mejores para con nosotras y muchas otras cosas más que solo viviéndolo se podrían comprender.

Esto también nos da a entender que un miembro de la Iglesia no puede sellarse por la eternidad con una persona no miembro, sin embargo pueden casarse por la ley civil, esto también sucede si en la pareja ambos son miembros pero no obtuvieron la recomendación para el templo (luego podrían sellarse).  En el primer caso, la experiencia dice que el pronóstico no es muy bueno, la mayoría termina en separación, el que es miembro deja de asistir a la Iglesia o sigue asistiendo sin el apoyo de su pareja y con la falsa esperanza de que algún día acepte el Evangelio, en el mejor de los casos, el cónyuge no miembro termina bautizándose en la Iglesia y algunas veces siendo un miembro muy activo. En la otra situación, cuando la pareja no pudo obtener la recomendación, puede ser por incumplimiento a la ley de castidad (cometer fornicación, adulterio, etc) o por algún otro problema, la pareja puede esforzarse, arrepentirse y superarse para obtener una recomendación y sellarse como familia eterna.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la vestimenta. En el templo se debe vestir ropa blanca que sigue ciertos lineamientos, estas no solo son normas, son, además de un símbolo de pureza, también de igualdad entre todos los que están dentro del templo (no se distingue quién es rico o pobre al estar vestidos igual) y de que consideramos nuestro cuerpo un templo.   En el templo se presta la vestimenta a los novios, pero estos pueden llevar sus propios trajes siempre que se ajusten a las normas.  Anteriormente publicamos un artículo sobre los requerimientos del vestido de novia dentro del templo, que puedes leer aquí.

Pero no todo se queda dentro del templo. Ya que creemos en sujetarnos a las leyes de nuestros gobernantes, mientras no se considere en nuestro país el matrimonio en el templo como un acto legal, toda persona que vaya a casarse, por ejemplo, en el templo de Santo Domingo,  debe primero casarse por la ley civil por un juez autorizado y luego casarse en el templo; en otros países solo es necesario el casamiento en el templo y la Iglesia está autorizada para emitir el acta de matrimonio legal; en República Dominicana actualmente se está discutiendo este tema, por eso aquí les adjunto un link relacionado: Ley exige licencia para las bodas no católicas

Además, por ser este un evento único y el más importante en la vida de un mormón, lo celebramos con gran entusiasmo, nos comprometemos con todo y anillo, preparamos una fiesta, bailamos (con moderación), tiramos el ramo y brindamos con jugo. Todo es cuestión de felicidad, prudencia y creatividad.

About these ads

3 pensamientos en “¿Por qué los mormones se casan así?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s